top of page

La llave para mejorar el ánimo, el sueño y mucho más

Lamentablemente hoy en día se ha normalizado que la gente no esté de buen ánimo, duerman mal cada noche, no tengan buenos niveles de energía y tengan al menos alguna condición médica.


Pero, ¿realmente es esto normal? ¿siempre fue así? ¿hay algo que se pueda hacer al respecto?


Estoy seguro de que sabes exactamente de qué estoy hablando. Si no eres tú quien se siente de esta manera, conoces muchísimas personas que sí están representadas por algún estado similar.


Los elevados niveles de estrés, la contaminación de las ciudades, la dieta desbalanceada, el exceso de ingesta alcohol, entre otros muchos factores han hecho que vivamos en un mundo donde la gente está crónicamente en cierto grado de desbalance (unos más que otros) lo cual es completamente contrario al estado natural de nuestro cuerpo, el cual debiese estar en un estado de homeostasis donde todos los sistemas actúan en armonía, siendo un estado saludable no solo lo ideal sino que también lo que debiésemos considerar normal.

El lado positivo (¡todo lo negativo tiene un polo positivo!) es que esto es absolutamente mejorable, siempre y cuando cada persona tenga una intención clara de mejorar, reconecte con su cuerpo y tome las acciones adecuadas. Muchas personas creen que estos cambios son cercanos a imposibles de lograr o mantener y por eso ni lo intentan. Sin embargo, en este artículo te enseñaré algunas cosas sobre tu cuerpo de manera simple, las cuales te asombrarán y motivarán a tomar pequeñas acciones que te voy a recomendar y que harán que tu salud mejore rotundamente.

Tanto estudios científicos contemporáneos como enseñanzas espirituales milenarias apuntan a que existe una glándula cuyo buen funcionamiento es fundamental para muchísimas funciones que presenta nuestro cuerpo y todo apunta a que el estilo de vida que estamos llevando ha afectado a esta glándula y esto puede explicar muchas de las condiciones que diversas personas padecen. Me refiero a la glándula pineal, la cual es una glándula correspondiente a nuestro sistema endocrino que tiene un tamaño menor a 1 centímetro y está ubicada en el medio de nuestro cerebro, específicamente en una zona llamada epitálamo, justo donde los dos hemisferios cerebrales se unen.

Esta glándula es ampliamente conocida debido a su función reguladora del ciclo circadiano al secretar serotonina (neurotransmisor que regula el ánimo y nos ayuda a estar despiertos durante el día) y melatonina (hormona que induce el sueño y actúa como potente antioxidante para nuestro cuerpo). La glándula pineal al ser fotosensible (está conectada con nuestra retina), al exponernos a la luz produce serotonina para que podamos operar en el día y cuando hay oscuridad convierte la serotonina en melatonina para que vayamos a dormir y nuestro cuerpo se repare. Sin embargo, hoy en día la mayoría de las personas tienen disfunciones en esta glándula lo que no les permite ni estar bien durante el día ni descansar durante la noche. Ya conocerás más detalles sobre el porqué de esto y cómo solucionarlo a medida que continúa el artículo.

Algo más interesante aún, es que esta glándula funciona en conjunto con la glándula pituitaria, una de las glándulas más importantes de nuestro cuerpo. Si la glándula pineal está funcionando bien, la pituitaria puede funcionar bien, de lo contrario es imposible debido a la acción conjunta que existe entre ellas. En un estado de homeostasis, la glándula pituitaria secreta muchísimas hormonas fundamentales para el funcionamiento del cuerpo tales como la hormona del crecimiento (esencial para el bienestar general y el envejecimiento saludable), TSH (esencial para el metabolismo y la energía), ACTH (esencial para el cerebro y la conexión de este con las glándulas suprarrenales las cuales regulan la respuesta al estrés), FSH (comunicación entre el cerebro y los ovarios o testículos), HL (esencial para la producción de estrógeno en mujeres y testosterona en hombres), endorfinas (esenciales para aliviar el dolor), vasopresina (previene deshidratación) y oxitocina (para regular el ánimo y el dolor).

¡Ya puedes ver todo lo que se ve afectado si nuestra glándula pineal no funciona bien!



Una de las principales razones por las que la glándula pineal presenta disfunciones es por su calcificación. Esto se relaciona a nuestros malos hábitos de sueño y alimentación, pero por sobre todo debido a nuestro consumo de productos con flúor. El flúor al entrar o ser absorbido por nuestro cuerpo va a caer principalmente en esta glándula, provocando su calcificación.


Una de las acciones más simples y fáciles de realizar para evitar este fenómeno es simplemente utilizar pastas de dientes SIN flúor (¡hay muchas y muy buenas!) y tomar agua filtrada (el agua del grifo contiene muchísimo flúor).


Nuestra dieta juega un rol muy importante también en esta descalcificación. En adelante te comentaré sobre varios alimentos que ayudan en esto y mi sugerencia es que no intentes aplicar todo de una ya que eso te terminará abrumando. Simplemente empieza con algo y poco a poco puedes ir haciendo ajustes.


Una dieta con buenas proteína y rica en minerales y vitaminas como el selenio, magnesio, biotina y boro ayuda a la pineal. Algunos alimentos que contienen uno o más de estos son los vegetales de hojas verdes, cúrcuma, cacao, betarraga, vinagre de manzana, pescados, nueces, hongos, legumbres, semillas y el kiwi. También alimentos ricos en yodo como las algas, huevos y ostras. Llevar un buen balance de ácidos grasos omega 6 y omega 3 (para esto evitar o eliminar por completo aceites vegetales como maravilla, canola, soya y maíz y agregar a tu dieta más pescados azules, algas y semillas o suplementar con omega 3). Suplementar con melatonina, vitamina D, vitamina K (ideal K1, K2 y K3) y aceite de orégano también pueden ser de gran ayuda. Los alimentos ricos en clorofila también son espectaculares para esta descalcificación tales como la espirulina o la chlorella (si bien son fuertes de sabor, uno se acostumbra y realmente son algas muy poderosas). Por último, evitar azúcares refinadas y reducir la cantidad de ingesta de sodio también es importante.


Para finalizar, me gustaría tocar por encima un poco de lo que se habla del poder espiritual que tiene la glándula pineal. Desde hace miles de años que se ha hablado del poder de esta glándula (a esto se le llama el tercer ojo) ya que tiene la capacidad de llevarnos a estados elevados de consciencia. No por nada René Descartes, por dar un simple ejemplo, la llamó “La semilla del Alma”. Resulta que además de melatonina y serotonina, la pineal tiene la capacidad de secretar naturalmente DMT, el cual es una molécula psicoactiva y exactamente el mismo compuesto psicoactivo presente en la Ayahuasca. Lo que sucede es que la glándula secreta estos químicos, los cuales se van directo al fluido cerebroespinal que viaja a través del sistema nervioso y esto hace que se produzcan estos estados de consciencia. Si quieres conocer más sobre este tema, me puedes escribir y alargamos la conversación.

Comments


bottom of page